lunes, 17 de septiembre de 2007

UNA NUEVA VÍA

Muchísimas gracias a todos por vuestro apoyo. Es muy reconfortante ver como gente que no conoces, pero con quien compartes inquietudes, se interesan de esa manera por un proyecto, y aportan ideas y un gran apoyo moral.

Me encuentro en un cuello de botella. Para lanzar una editorial al mercado, visto lo visto, como mínimo has de publicar unos 25 títulos al año, con una tirada mínima de 5.000 ejemplares cada uno. Para que os hagais una idea, sólo en costes de impresión estamos hablando de unos 300.000 €/año. Y de cada libro, estamos hablando de unos 6.000 € de promoción, marketing, comunicación, etc... Eso de costes fijos, así que sacad cuentas.

Pero es que publicar 25 títulos va en contra de mi idea inicial de cuidar al autor. Mi deseo es que los autores se impliquen en el proyecto, y se vean arropados por la editorial. Con 3 títulos al año puedes centrar todo tu esfuerzo en ellos, y que repercuta positivamente. Pero con 25 títulos al año, todo se reduce.

Pero como vosotros bien aconsejais, lo último es rendirse, así que he pensado en una nueva vía.

Voy a ofrecerme a editoriales pequeñas, pero que sí tengan montado un sistema de distribución nacional. Y lo que les voy a ofrecer es lo siguiente:

- Yo convoco un premio literario. De ese premio y todos sus gastos me encargo yo, incluido premios. De ese modo, yo les ofrezco 2 títulos, a los que se les supone una calidad, donde yo ya me he encargado de los derechos de autor, la editorial no tiene que pagarlos. A la editorial le pido que se haga cargo de los costes de impresión y de los de distribución. La promoción y campaña de comunicación corre por mi cuenta.

- De ese modo, la editorial y yo compartimos riesgos.

- Pero quiero que el escritor dependa de mí, porque creo que yo puedo cuidarlo, y darle el mimo necesario para que siga creando, que es su trabajo.

Con esta vía, no creo una editorial, sino que me "asocio" con una para determinados títulos, sin perder la esencia inicial de la idea, que es el apoyo a escritores noveles que tengan algo que decir al mundo.

Jo, si esto no sale, ya no se me ocurren más cosas.

3 comentarios:

Princesa Bacana: dijo...

Yo no sé si vale, pero suena muy bien.
Y sigues yendo por tu cuenta, que al final es de lo que se trata. Interesante, no olvides contarnos más.

Pablo dijo...

Los inicios siempre son difíciles. Mira al Sr. Ortega, dueño de Inditex, empezó como chico de los recados en una camisería y ahora tiene un imperio textil en expansión por todo el mundo.

Lo importante es no impacientarse. Un negocio es como un arbolico: se necesita tiempo y constancia hasta que da fruto.

Suerte con tu nueva empresa.

María Narro dijo...

Bueno, Pablo, tiene razón: los comienzos siempre son difíciles.

Lo importante es que te empieces a mover en ese mundillo, que mires y observes bien las editoriales y que estudies asociarte con alguna.

La vía de crear un premio no sé si es la más acertada, aunque lo hacen casi todos.

Sigue contando.

Besos.